Fracturas y Traumatismos

Los niños y adolescentes se encuentran de manera especial sometidos al riesgo de lesiones externas por la cantidad de actividad que realizan y la energía que tienen. Además de que suelen tener un juicio limitado para evaluar los riesgos de ciertas actividades o la inmadurez representa una limitación para el uso máximo de habilidades que se adquirirán al cabo de los años. 

Esto nos lleva a la muy común traumatología y fracturas propias del niño y del adolescente, particularmente diferente a la del adulto, debido a factores intrínsecos y extrínsecos que se toman en cuenta a la hora de una decisión terapéutica en ellos. 

Dentro de estos factores encontramos:

  • La edad del niño

  • El crecimiento residual

  • La localización de una fractura con respecto a las articulaciones adyacentes

  • El grade de movilidad de esas articulaciones

  • El grado de actividad y solicitación que tiene cada niño a su extremidad (atletas)

  • Las expectativas de la familia

  • La disponibilidad de medios y recursos terapéuticos

  • Y sobre todo: la capacidad de un medico para saber que un niño lastimado no es solo un niño llorando y con un hueso roto, sino un niño, el hijo, nieto y hermano de alguien con miedos, con angustia, y que debe ser evaluado por alguien familiarizado con todo estos factores para tomar una decisión acertada en vista de los posibles desenlaces.

Es la traumatología donde los niños y los adultos tienen muy diferentes abordajes y consideraciones. Lo que a veces en un adulto podría ser una lesión con un pronostico reservado y con un camino de mejoría largo y complicado, en los niños puede ser una lesión que al cabo de algunos meses se olvide con ninguna secuela. Por otro lado la lesión que afecta de manera grave los cartílagos de crecimientos de los niños en los huesos largos puede conllevar deformidades graves en un periodo no tan largo de tiempo o alteración en el crecimiento o la longitud de los miembros.

 La frecuencia de las fracturas y lesiones de los niños hacen necesario tener a la mano al personal capacitado para una evaluación juiciosa y en la que el paciente se sienta lo mas confortable y protegido posible. Las herramientas terapéuticas con las que se cuentan hoy en día van desde los antiguos yesos blancos de Paris, siempre criticados pero muy útiles en manos avezadas, hasta sistemas de implantes de titanio, pasando las férulas temporales, muñequeras, ortesis para deambulación, auxiliares de la marcha como muletas, aparatos de inmovilización de fibra de vidrio, manipulaciones breves para luxaciones simples como puede ocurrir en el codo, o manipulaciones y reducciones bajo efectos de sedación para procedimientos mas serios guiados por sistemas de rayos x con la necesidad o no de implantes metálicos como placas, tornillos, clavos alambres etc. que necesitan anestesia formal.

Es verdad que la rehabilitación en los niños puede ser sorprendente, pero esto es así siempre y cuando el tratamiento inicial haya sido el adecuado en tiempo y forma basado siempre en un diagnostico adecuado. Es por todo esto que lo invitamos a acudir a nuestra clínica especializada en Traumatología y Ortopedia Pediatrica donde nuestros especialistas cuentan con el conocimiento, experiencia y sensibilidad para el tratamiento de niños y adolescentes. 

 
Hombre escribiendo en un ordenador
 

Tel: 55 5272-0863

  • Facebook
  • Instagram

©2020 por Ortopedia Pediatrica Mexico. Creada con Wix.com